Nombre:
  • Empresa:

  • Teléfono:

  • Correo electrónico:

  • Correo:

  • Lengua de partida:

  • Lengua de destino:

  • Tiempo de entrega requerido:

  • Por favor ingrese su mensaje aquí:

  • Adjuntar el documento:


Idealización del traductor

Por Slavomir Belis, traductor de inglés <> eslovaco. Reproducido con permiso.

Los traductores son profesionales lingüísticos. Son expertos en lingüística aplicada, escritores competentes, diplomáticos y aficionados cultos. Como lingüistas, los traductores deben ser capaces de percibir las sutilezas y los matices de sus idiomas, investigando la terminología y las expresiones coloquiales y siguiendo la evolución de dichos idiomas. Como escritores, los traductores deben acostumbrarse a trabajar solos durante largas horas sobre un tema por lo general especializado y con un lenguaje que pocas personas a su alrededor conocen. Como diplomáticos, los traductores deben ser sensibles a las diferencias culturales y sociales que existen en sus idiomas y ser capaces de tenerlas en cuenta en su traducción. Y como aficionados cultos, los traductores deben conocer lo básico y determinados detalles sobre los temas tratados. Esta es la imagen que los traductores profesionales aspiran a personificar con diversos grados de éxito.

Un buen traductor es, por definición, bilingüe. Sin embargo, lo contrario no es necesariamente cierto. Una persona nacida y formada como bilingüe todavía necesita varias cosas para ser traductora: debe ser capaz de leer y entender perfectamente el texto del idioma de origen, tener la habilidad y la capacidad de escribir bien en el idioma de destino, conocer el campo en el cual traducirá, tener la capacidad de trabajar con los programas y el equipo informático de tratamiento de texto y de comunicación más avanzados. Los buenos traductores deben comprometerse a afinar y perfeccionar sus habilidades durante toda su trayectoria profesional. En otras palabras, los traductores profesionales están en aprendizaje constante.

 

≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈

 

Una buena traducción requiere habilidades adecuadas, conocimiento del tema y experiencia, compromiso firme y entusiasmo, atención extrema a los detalles, estilo correcto y excelente fluidez. Si falta solo uno de estos elementos, la calidad es la primera víctima. La mejor traducción es la que nadie puede reconocer como traducción. Una traducción literal no es suficiente. Ella debe ser a la vez idiomática y fiel al texto original sin agregar texto superfluo. Además, no se puede permitir una pérdida de precisión y matiz del texto original en la traducción ya que debe mantener la integridad del mensaje original.

La revisión se centra en el perfeccionamiento de la traducción en materia de estilo, coherencia de tono, terminología, gramática y puntuación correctas, etc. La traducción se coteja con el texto de origen para determinar su conformidad y garantizar que fluya como si estuviese escrita originalmente en el idioma de destino. Es imprescindible que se conserve el significado general y que no se omita información importante alguna.

Existen dos tipos de verificaciones de textos...

... la verificación realizada durante el proceso de traducción significa verificar solo el archivo en el idioma de destino para asegurarse que no haya errores, faltas de ortografía, errores de gramática y de puntuación, separación silábica equivocada o uso incorrecto de mayúsculas, errores tipográficos y otros problemas lingüísticos. No se proporciona o se usa el texto en el idioma de origen. Normalmente, no se permiten cambios de redacción durante la verificación de un archivo. Esta etapa solo tiene como propósito garantizar que el contenido lingüístico de un archivo no contenga error alguno. Si el texto va a ser publicado y puesto a la disposición de un público muy amplio, parece lógico que el documento entero sea verificado por un lingüista con experiencia y altamente calificado que tenga un enfoque meticuloso y muy buen ojo para los detalles. Así, se puede asegurar que todas las imperfecciones y faltas de coherencia son suprimidas del documento antes de llegar a la etapa de publicación.

... y la verificación como etapa distinta en forma de corrección de pruebas, usualmente a partir del material gráfico producido según el documento traducido final, a menudo por un tercero, es algo muy distinto de la verificación durante la traducción. El material gráfico o el documento final en el idioma de destino es verificado contra el material gráfico en el idioma de origen para descartar problemas con la disposición, errores de transposición, errores de formato (negrita, itálica, enlaces) y errores de separación silábica, etc. Por ejemplo, normalmente realizamos una lectura comparativa del material gráfico final en español contra el material gráfico final en inglés para asegurarnos de que no existan errores u omisiones, para verificar el formato de la fuente (itálica/negrita), errores de transposición, etc. Ocasionalmente, una vez visto el texto “en el contexto”, se podrán realizar modificaciones a la traducción para mejorarla o adaptarla mejor al diseño.

 
¡in FRENCH only inc./in SPANISH too! Translations es una empresa pequeña GIGANTE!
  • suficientemente pequeña y personal para asegurar la uniformidad del lenguaje, canales de comunicación cortos, una retroalimentación rápida y ciclos de producción cortos
  • suficientemente grande para satisfacer sus necesidades con un equipo interno de traductores y jefes de proyecto apasionados, con experiencia y profesionales